• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Los cuerpos de las hermanas israelíes asesinadas en Argentina fueron repatriadas a su país

07.02.2019 16:45  | 

Itongadol/Agencia AJN.- Los cadáveres de las hermanas israelíes asesinadas en Argentina, Pyrhia Saroussi y Lily Pereg, fueron repatriadas este jueves desde Mendoza hacia Israel. Se prevé que lleguen a su país en la medianoche, según anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores en Jerusalem. Cabe destacar que el hijo de Phrhia, Nicolás Gil Pereg, es el único detenido y acusado por el crimen.

Este martes, Gil Pereg resultó herido en su pierna izquierda, tras ser apuñalado en una pelea que tuvo en la cárcel. Tras recibir asistencia médica, regresó a su celda. El incidente tuvo lugar pese a que el acusado se encuentra en confinamiento solitario. Según trascendió, el otro preso aprovechó un agujero en la pared para cometer su ataque.

Pereg, quien se encuentra detenido ya dos semanas, en un principio rechazó comer y beber en el penal. Según trascendió, aceptó cesar se huelga de hambre luego de la visita de un conocido que tiene en la provincia. Gil Pereg fue acusado del asesinato de su madre y tía, en principio recibió abogado oficial, pero ya contrató a tres para su defensa.

El crimen contado por un familiar

Hace dos semanas un familiar de Pyrhia Saroussi y Lily Pereg dio una conferencia de prensa en la Universidad de Tel Aviv por primera vez desde que estalló el caso y de que regresaron de Argentina. Moshe Pereg, hermano de ambas, contó cómo es que se dio cuenta de que su sobrino le había mentido a la Policía de Mendoza. “Un martes a la tarde, el 15 de enero, llamó la cónsul israelí en Argentina y contó que Guilad (verdadero nombre de Nicolás Gil Pereg) haya denunciado en la Policía que su madre y tía habían desaparecido”, contó el familiar.

“Tras recibir la noticia, consultamos en la familia qué hacer y decidimos una serie de actividades. Un amigo nuestro que habla español nos propuso viajar hasta allá y así lo hicimos. Llegué y fui directamente a la Policía de esa provincia”, relató.

Pereg contó que Guilad desarrolló un trastorno mental hace unos pocos años: “Era realmente un genio”. “En su adolescencia fue un alumno sobresaliente en el Technion (un instituto tecnológico de alta exigencia ubicado en Haifa, al norte de Israel). Mi padre lo quería mucho y fue como una figura paterna para él. Luego de su muerte comenzó en Guilad un cambio en su comportamiento y parece haber desarrollado un trastorno mental. Comenzó a apostar en Internet entre otras cosas, y perdió muchísimo dinero. Entonces decidió irse del país y llegó a Argentina donde, entre otras actividades, alquiló campos de deportes”, contó.

“Él aunque había incluido a Pyrhia como segunda accionista, no tenía nada que ver con su amistad. A lo largo de los años, le dio apoyo financiero, y varias veces también se habló sobre su regreso a Israel. Hace un año y medio, me pidieron que hablara con él para convencerlo de que volviera, y ahí descubrí que vivía con 30 gatos y que vivía con los 200 dólares que ella le estaba enviando. Su condición para regresar a Israel era traer algunos de los gatos con él y cuidar del resto. Vive como un linyera”, dijo el tío de Pereg.

“Pyrhia trabajaba para la Autoridad Tributaria en Rehovot y estaba esperando un primer nieto de su hija. Obviamente estaba muy emocionada de que iba a ser abuela. Lily era profesora y a pedido de Pyrhia la acompañó a Mendoza. Eran dos mujeres que no le hacían mal a nadie”, dijo.

“Llegaron a Mendoza y alquilaron un apartamento en el centro de la ciudad. Guilad llegó a visitarlas, desayunaron y Pyrhia le dio diez mil dólares y luego fueron a la casa de Guilad y esto quedó grabado en cámaras de seguridad. En el video que vi, Pyrhia parece arrastrarse con las piernas muy cansadas. Guilad dijo que dejaron su casa y caminaron hacia la estación de colectivoso. Según afirma, el domingo a la mañana fue a su apartamento y como no respondieron regresó a su casa. Después cuando otra vez no recibió respuesta, fue a la policía”, relató.

“La policía encontró 48 mil dólares en su apartamento, muchos gatos y perros y gatos disecados. Le pidieron que diera una muestra de ADN y él se negó. Me dijeron que sus empresas debían nueve millones de pesos. Le confiscaron sus teléfonos pero no pudieron desencriptarlo. Esta es la información que me han dado. Me reuní con Guilad en la estación de Policía y traté de entender de él lo que había sucedido”, contó Pereg.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

ranking de noticias

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications