• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Concejal argentino: “La israelí es una sociedad a imitar y deberíamos hacer un cambio de mentalidad”

04.07.2018 17:00  | 

 Itongadol/AJN.- Leandro González, del Frente Progresista Cívico y Social de Santa Fe, integró una delegación de cinco colegas que visitaron el Estado judío para tomar contacto con su realidad y extraer enseñanzas que puedan aplicarse en este país, sobre lo cual dialogó con la Agencia AJN.

Itongadol/AJN.- Leandro González [foto], concejal de Santa Fe por el Frente Progresista Cívico y Social, integró una delegación de cinco colegas que visitaron Israel para tomar contacto con su realidad y extraer enseñanzas que puedan aplicarse en la Argentina, sobre lo cual dialogó con la Agencia AJN.

- Fue una invitación que hizo la Histadrut [Central de Trabajadores de Israel], a través del Centro de Capacitación que tiene en Kfar Sava, cerca de Tel Aviv. La convocatoria fue a distintos concejales, para capacitarnos en políticas públicas. En particular, nos enfocamos en la seguridad ciudadana y comunitaria. Se armó un esquema y tuvimos la oportunidad de reunirnos con dirigentes de Israel.

- ¿En qué consistió la agenda del viaje?

- La agenda fue realizada por el Centro de Capacitación. Hubo una formación académica vinculada con la geopolítica y distintos encuentros en localidades y centros comunitarios tanto hacia el norte como hacia el sur de Tel Aviv, con realidades completamente diferentes, lo cual nos permitió ver cómo una sociedad que tiene muchísimas dificultades desde lo geográfico, las venció con un nivel de planificación muy alto y muchísimo recursos humanos calificados para poder progresar.

- ¿Qué pudo traerse de esa experiencia?

- Muchas cosas positivas… Son realidades distintas: en Israel hay un uno por ciento de desocupación, prácticamente no hay inflación, una política pública que apunta a ocupar el tiempo libre de los jóvenes. Tenemos algunas herramientas que pueden tomarse para trabajar aquí con distintas organizaciones de la sociedad civil, siempre haciendo la salvedad de que en lo macroeconómico, la Argentina, donde hay inflación, es muy diferente. Pero hay formatos de articulación que aplican desde la más temprana edad hasta la juventud y merecen ser valorados para ser ejecutados acá.

- ¿Qué vio en Israel que lo haya sorprendido por su diferencia con la Argentina?

- Por ahí había muchos preconceptos sobre una situación como de guerra permanente que cuando uno va a visitar… Fuimos a sectores que quizás en otro tiempo estuvieron en conflicto y se circula en paz, con tranquilidad, sin inconvenientes. La verdad es que más allá de las tensiones que hay en Medio Oriente, creo que la israelí es una sociedad muy segura. Aunque no está exenta de todo un proceso histórico de conflicto, la realidad marca que hay una buena calidad de vida. Creo que es una sociedad a imitar.

- ¿Cómo describiría la experiencia que tuvieron con responsables de Seguridad Interior y de la Policía de Israel?

- También muy positiva. Tienen un nivel de planificación que está muy lejano a la realidad de nuestras fuerzas, tanto en tecnología como en organización, equipamiento y las distintas facetas que hacen a una política de seguridad. Hay un alto desarrollo, que no se hace de un día para el otro, sino que ya está enraizado hasta culturalmente. En Israel está establecido un servicio militar, con una cuestión cultural por la cual las personas salen realmente bien conformadas desde lo intelectual, lo físico y la organización para la vida. Pensarlo para la Argentina hoy es prácticamente imposible, por la dictadura y muchísimas dificultades que puede haber...

- ¿Cree que algunas de las cosas que vieron allá se podrían aplicar en la Argentina?

- Creo que sí, que se pueden aplicar. Hay cosas que inclusive se están haciendo, pero la impresión mucho más fuerte que tengo viene desde lo cultural y a nivel macro. Hay esfuerzos en la ciudad de Santa Fe y en Rosario: jardines municipales, políticas inclusivas... pero me da la impresión que en Israel el cambio está establecido en los chicos, del primero al último, como que saben que las cosas se consiguen producto del esfuerzo y la cultura del trabajo. Acá claramente nos falta ese cambio. Es un proceso de largo aliento y creo que hay que tener los brazos arriba y, cada uno desde el lugar que le toca -la política, las organizaciones de la sociedad civil y demás-, hay que esbozarlo porque es la única forma de crear una sociedad más inclusiva. El primer impacto que me viene a la cabeza fue al comparar las imágenes del desierto [israelí] con los recursos naturales que tenemos en la Argentina apenas pisamos la pampa húmeda: cómo no podemos lograr ese nivel de desarrollo si tenemos todas las posibilidades para hacerlo... Por eso digo que es un cambio de mentalidad hacia la cultura de trabajo y aunque nos lleve dos o tres décadas, hay que modificarla rápidamente.

GP-CGG
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

en las redes sociales

Facebook
Twitter
YouTube

newsletter

Reciba toda la información por
su casilla de e-mail.


Suscríbase desde aquí »

MANDE SUS DESEOS AL MURO

EDICION IMPRESA

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications