• Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

Hatzad Hasheni. Disfrutemos de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalem, ¡pero no te vuelvas loco!

16.05.2018 15:15  |  Daniel Pipes  | 

 Itongadol.- La apertura de ayer de la Embajada de EE.UU. en Jerusalem marca un momento emocional máximo para cualquiera que desee un Israel seguro y próspero; en ese espíritu, Donald Trump ha sido aclamado como “lo mejor que le ha sucedido a Israel en mucho tiempo”.

El antiguo consulado, la nueva embajada.

Tal vez. También hay razones para ver el reconocimiento de Jerusalem como la capital de Israel no como un fin en sí mismo sino como un acto de un drama de tres partes que termina mal para el estado judío. Permítame bosquejar esta teoría:

Trump se cortó los dientes como desarrollador de bienes raíces. Llegó a acuerdos ofreciendo a las partes interesadas (socios, sindicatos, vecinos, inspectores de edificios, bancos, etc.) lo que querían para que compraran su proyecto. Ese es el arte del trato.

En cuanto a Medio Oriente, Trump tiene dos grandes prioridades: reducir la amenaza iraní y lograr el “acuerdo definitivo” para poner fin al conflicto árabe-israelí. Los dos objetivos están relacionados porque la única forma de construir una poderosa alianza contra Irán es mediante la inclusión de Israel, y eso a su vez significa resolver el problema palestino, para que los gobiernos sauditas y otros gobiernos árabes cooperen plenamente con Israel. Por lo tanto:

Primer paso: Dar al liderazgo saudí lo que más quiere: mucha atención y armamento.
Paso dos: Haz lo mismo con Israel, dándole lo que anhela: una embajada de EE.UU. En Jerusalén.
Paso tres: Haz lo mismo con los palestinos: “Palestina” con una capital también en Jerusalem, exigiendo a cambio que renuncien al derecho de retorno y prometan vivir en paz con el estado judío de Israel.
Boom, Trump tiene su alianza anti-Irán y su resolución árabe-israelí. Premio Nobel de la Paz, ¿alguien lo duda? Los entusiastas de Trump ya lo imaginan ganando el Premio Nobel de la Paz.

Solo que hay una gran trampa: los líderes palestinos descaradamente dicen lo que necesitan decir para obtener algún beneficio, solo para incumplir sus promesas con prontitud; lo hemos visto muchas veces antes, sobre todo en los Acuerdos de Oslo de 1993. Este engaño obliga a los israelíes a tomar medidas enérgicas con los puestos de control, hacer arrestos e incluso dispararle a los palestinos, lo que luego (como estamos presenciando últimamente en la frontera entre Gaza e Israel) los convierte en agresores genocidas. Entonces, esta historia termina muy mal para Israel. ¿El reconocimiento de Jerusalén valió la pena para el futuro acuerdo con Palestina?

Trump ha estado en silencio hasta ahora sobre los planes del Paso Tres porque necesita la embajada de Jerusalén extáticamente en su lugar. Una vez hecho esto, puede pasar a los palestinos, ahora con Binyamin Netanyahu, AIPAC, y todos los demás sin palabras, mudamente incapaces de quejarse después de tratar a Trump tan generosamente.

Como dijo el Ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, después de un viaje a Washington a principios de mes, “No hay almuerzos gratis”. Ojalá los celebrantes de la embajada se acordaran de esta perogrullada y atenuaran su euforia, en lugar de prepararse para la siguiente ronda más problemática.

Cuando concluí un artículo sobre este tema hace tres meses escribí “he estado equivocado muchas veces sobre Trump en el pasado. Espero estar equivocado esta vez también”.
  • Imprimir
  • enviar
  • Disminuir tamaño texto
  • Aumentar tamaño texto
  • Compartir

comentarios

Deje su comentario







Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Copyright 2010 ITONGADOL | Todos los derechos reservados

ezink | web applications